Lugares fuera de cobertura

marzo 23, 2013 / por / 0 comentarios



Monleón

Hay veces que, lo mejor para unas vacaciones, es dejar a un lado tanto mundo tecnológico y centrarse en la verdadera belleza que rodea al lugar que visitamos. Hoy os proponemos un viaje diferente a un lugar “escondido” de nuestro país donde todavía se puede escuchar el fluir del río y respirar el aire limpio de los montes. Pero sobre todo, os proponemos una ruta “fuera de cobertura” donde podréis dejar apartado el teléfono móvil y disfrutar de un lugar mágico rodeado de espectaculares vistas. Y lo mejor de todo a escasos kilómetros de Salamanca.

Éste no es otro que el pequeño pueblo de Monleón, situado a 60 kilómetros de Salamanca . Esta villa medieval cuenta entre sus joyas más preciadas un castillo rodeado por lo que lo que fue una imperiosa muralla que guardaba la fortaleza de Monleón siglos atrás. Aunque la actual villa tiene orígenes medievales, existen restos de asentamientos prehistóricos mucho más antiguos.

Nada más entrar a la pequeña villa, donde actualmente residen cerca de 100 habitantes, podemos visitar el Centro Temático de la Casa de la Historia y un poco más adelante encontraremos la oficina de turismo y el panel general que nos dará información detallada del pueblo y de sus servicios que éste ofrece al visitante. Antes de comenzar a visita podremos pararnos a degustar uno de los pinchos que el bar “Corral del Toro” ofrece al curioso visitante que decide adentrarse en este pequeño pueblecito suspendido en el tiempo.

Una vez que hemos cogido fuerzas podremos recorrer sus calles siguiendo las diferentes señales de cerámica colocadas por gran parte de sus calles llenas de historia. No podemos perdernos la plaza dedicada al escritor y poeta salmantino Manuel Díaz. El pueblo de Monleón años atrás contaba con un premio literario en honor a este poeta y escrito.

Otro de los grandes atractivos dentro del propio pueblo es la iglesia de Santa Isabel y sobre todo su espectacular castillo. Este solo se puede visitar desde fuera ya que no es posible acceder a su interior por ser propiedad privada.

Por otro lado, la naturaleza que rodea a Monleón es también motivo de visita. Las ollas de la Sapa, el Monte del Alcaide o la ladera de los Alabones son otros de los parajes que uno no debe perderse si visita el pueblo.

Además, existen diversas rutas a pie o en bicicleta que podemos realizar si queremos conocer el paisaje que guarda este maravilloso pueblo. En cuanto al alojamiento, Monleón cuenta con dos casas rurales abiertas durante todo el año con unos precios muy asequibles.

Anúnciate en Niktoblogs



SOBRE EL AUTOR
Dejar comentario

*